LA INTENCIÓN NO BASTA. ADEMÁS, HAY QUE SABER QUÉ HACER...